fbpx
aprender jugando

Materiales manipulativos personalizados

Cada día se habla más de materiales y herramientas que te ayudan a educar. Y si sumamos lo que hemos vivido durante esta cuarentena, nos habremos dado cuenta de lo poco que sabemos de materiales manipulativos, a qué sí! Hoy en día el aprendizaje va cambiando. Y, aunque aún queda mucho camino por recorrer, tenemos la suerte de saber que sin emoción no hay aprendizaje; y que se aprende mucho mejor jugando con materiales que memorizando aspectos.

Personalmente, si algo me ha enseñado el trabajo que llevo desarrollando desde que nació Jugando Con Nuria, es a escuchar y observar. A jugar con el ensayo y el error y a tener constancia y fe en lo que hago. También he aprendido muchas cosas de trabajar con la luz. Entre ellas, a tener la capacidad de conectar con mi creatividad y también con mis miedos y con mis sombras.

Escuchar a mis hijos es uno de los trabajos más exigentes y hermosos que llevo a cabo; y por ello me siento una privilegiada por poder crear materiales según sus necesidades.

¿Tú eres de ver lo que necesitan tus hijos y facilitar su aprendizaje según su periodo sensible? Sé que no es fácil por la vida que llevamos, por nuestra habilidades y por el tiempo que tenemos y cómo queremos repartirlo. Y por eso, y tras crear algunos materiales educativos durante estos últimos meses, he decidido ofrecer el servicio de materiales personalizados.

Cuando las decenas llegaron a mi vida, se me ocurrió crear un bingo para casa. Luz ultravioleta, fluorescencia y muchas horas de juego. El resultado de aquella primera incursión en algo muy elaborado para nosotras concluyó en unas ganas locas de comenzar por las sumas, restas y hasta la multiplicación y la división. Fue solo el comienzo de algo que, sin haberlo creado así, nunca hubiera sucedido también así de limpio y fluido.

Después de esto, han ido llegando más y más materiales y propuestas lúdicas ad-hoc. Y no solo para mí, sino para familia, amigos y algún que otro cliente.

Así que ya sabes; si quieres hacer un material exclusivo, puedes buscar inspiración online. Y si quieres que yo te lo haga, escríbeme y lo creamos juntas pero no revueltas.

Los precios varían del tiempo, el material, el tipo de proyecto y la cantidad de recursos que podamos utilizar. Lo que no cambia es el mimo y cariño que pondré en la creación. De eso no tengas dudas.

En este tiempo convulso que vivimos, observar a nuestros hijos es lo mejor que podemos hacer. Así les regalamos experiencias específicas para aquello que necesitan, más allá de modas y deseos externos.

Gracias por seguir confiando en mi trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba